Un día feliz y un día doloroso para muchos, finalmente es un día significativo, hoy como mi primer año de padre, quiero resaltar el valor de mi pareja y el valor de mi mama, en este día tan especial, es extraño ser tan joven y tener que celebrarle el día a tu  madre y a tu novia.

Es algo inexplicable ver a tu esposa amamantar a tu hijo y pensar que es una tarea diaria y agotadora, que merece todo el respeto.

Al ver a mi esposa con mi bebe, pienso en lo duro que fue para mí mama, pues ella durante muchos años tuvo una vida muy dura al lado de mi padre, y ahora que tengo la oportunidad de experimentar como padre y como hijo considero que por más hermosa que sea esta labor, es agotadora y de muchas pruebas duras.

Tal vez no se deberían resaltar un solo día sino en la mano y voz de cada persona debería tenerse muy en cuenta cada trasnochada, cada preocupación, como algo importante, mas allá de un simple abrazo o beso deberíamos esforzarnos por ser el bastón de nuestras mamas y esposas, muchas veces en nuestro afán como padres en llevar el pan a la acaso o como hijos de responder por una universidad, nos olvidamos de esta valiosa tarea sin fijarnos, que simplemente es algo material que nuestras madres y esposas nos podrían brindar sin ningún  tipo de preocupación, mientras que su esfuerzo y su tiempo es algo que nunca podrá recompensar lo económico, más que lindas palabras deberíamos, esforzarnos a diario, para brindarles una mano y tomar por un momento su lugar, es una manera sana de entender todo el amor y la fuerza de voluntad que hay día a día en ellas, para brindarnos lo mejor sin ningún tipo de recompensa

Feliz día madres de todo el mundo

Categorías: el espacio de papá

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *