AYUDAR A OTROS NOS TRAJO UN GRAN REGALO.

Siempre tendemos a pensar que nuestra única responsabilidad en el mundo, es más, nos lo inculcan, es venir a estudiar, conformar una familia y trabajar.

A medida que creces te das cuenta que, el mundo necesita más que simplemente gente preparada, metida en una oficina, y es que en este mundo tan corrosivo, siempre hay algo porque luchar, así creamos que no.

Cuando tienes hijos, te das cuenta que el ejemplo no solo se conforma de hacer una carrera profesional y trabajar, hay otro tipo de causas, las cuales pueden alimentar tu corazón y no el tuyo, el de muchas personas más, estas causas pueden cambiarte la vida y no simplemente hablando de lo económico, de llamar la atención o tal vez de subir tu ego, sino porque en realidad hay un mundo doliente que necesita de ti, de tus ideas, tu presencia y de tu amor.

Resulta que cuando nos conocimos, nuestra primera conversación, se remitió mucho a eso, como a causas del mundo y no fue un cuestionario a cerca de los países que queríamos conocer, o nuestros sueños superficiales, como muchos noviazgos de hoy en día.ayudar a los demas

Fue así como el día que nos hicimos novios, entendimos que teníamos una vocación en común, por las causas que mueven este mundo y que muy pocos se atreven a hacer, por desconocimiento y hasta por pena. Paula, suele ser más entregada a este tipo de cosas, pues yo estudio y no tengo tanto tiempo, pero aun así no dejo de apoyar estas causas, los dos tenemos un pensamiento en común y es que cada cosa que haces en el mundo y por el mundo, son recompensadas y que las buenas acciones, siempre se reconocerán de algún modo.

Mi esposa es una trabajadora callada por las causas sociales, de personas y animales, esto fue a lo que siempre ella se quiso dedicar y su sueño prácticamente es una realidad, pues además de ser psicóloga, siempre ha hecho parte de movimientos sociales que se relacionan a su carrera en algunos aspecto y en la práctica, pero no es del todo lo que ella estudio y aparte de eso somos una familia, lo cual fue su gran sueño.

Hace un tiempo sobre todo desde la llegada de nuestro segundo bebe, nos hemos dado cuenta que muchas cosas de las que hicimos, han tenido sus frutos, pues primero nos han hecho crecer como personas y darle ese ejemplo a nuestros hijos, y segundo, nos han permitido establecernos medianamente, económicamente hablando (anécdota: nosotros tuvimos una crisis dura de dinero, por irresponsables e inmaduros, a tal punto que dejamos de cumplir con las obligaciones de nuestra hija y fuera de eso, nos alimentábamos mal, fue durísimo porque se sumó el embarazo de nuestro segundo hijo, pero Pau es una mujer de Fe y siempre decía que no me estresara, que de algún lado íbamos a poder, es así como varias personas, nos llamaron, nos acompañaron, nos dieron una mano y empezamos a tener plata de gente que nos debía y no teníamos ni idea jajaja), por esto y por muchas cosas más, agradecemos a Dios, pues estamos  convencidos que somos su instrumento.

Un día todo  empezó a dar fruto, cuando empezamos a recibir llamadas de una organización de la que mi esposa hace parte activa y le ha entregado gran parte de su juventud, esta mujer fue elegida para participar de un viaje a ciudad de México, con todos los gastos pagos con toda su familia, finalmente no es el viaje lo que nos hace felices, porque sabemos que con trabajo lo podríamos lograr, es todo el amor, tiempo, y hasta peleas que hemos tenido por el trabajo tan perfectamente desarrollado , que sabemos que a muchas personas en algún momento les hemos ayudado y alegrado la vida.

Es un mensaje para ustedes para que salgan de lo cotidiano, y el egoísmo, hagan parte del cambio, de su país hasta de su propia casa, barrio y universidad, no se rijan por lo vacío que tiene esta sociedad para brindar (en algún momento, tocaremos ciertos accidentes que tuvimos por una vida irresponsable) amen cada cosa que hagan por más simple que sea, no nacimos para ahogarnos en excesos, sino para ser felices, para dar un poco de tanto que necesita este mundo; empiecen por regalarle una sonrisa al vecino, no sabemos en qué situación esta y cómo podemos cambiar vidas.

Y algo si les aseguramos, ayudar cambia vidas.

Y bueno como ya en un post anterior les contamos, esta familia ama viajar, así que por ahora nos preparamos y alistamos maletas para conocer México, y queremos que nos cuenten que más nos recomiendan conocer, lugares para visitar, comida para probar etc… los leemos


2 commentarios

resi · 26 mayo, 2019 a las 7:57 am

Hola, pues esta muy bien esa primera conversacion que tuvisteis, esta claro que era lo principal para los dos y por ahi giraron las cosas, asi des de el primer momento ves que compartes lo mas importante con el otro, es un buen fundamento para crear una familia!

Lorena Molina · 26 mayo, 2019 a las 8:26 am

Hola. Es maravilloso encontrar una pareja con la misma vocación, así la relación fluye sin trabas y además ayudar a quien lo necesite, en cualquier causa, deja una satisfacción enorme. Nos hace sentirnos de gran utilidad tener misiones de solidaridad. Me ha encantado este post, se nota vuestra complicidad y muy importante el mensaje que transmite. Con solo una sonrisa ya podemos ser de ayuda! Así de simple. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *